Pablo Ruiz Picasso. 1881-1973

Picasso es probablemente el artista más famoso y prolífico del siglo XX. Nace en Málaga, su padre era profesor de Bellas Artes. Tras una estancia en Barcelona, el joven Picasso llega a París donde alcanza su madurez artística.

Su larga trayectoria estuvo marcada por su genial personalidad y su espíritu libre e independiente que hace difícil clasificar su obra. Su amplia producción abarca no sólo gran variedad de estilos sino también de técnicas (pintura, escultura, grabados, cerámica).

A pesar de su creatividad que le lleva e estar en constante evolución podemos dividir su producción en seis etapas:


1. Realista y academicista

Demuestra su corrección académica y su técnica realista en cuadros como La Primera Comunión o Ciencia y Caridad.


2. Etapas azul y rosa

Etapas de juventud caracterizadas por una paleta centrada en los tonos azul primero y luego rosa con cuadros de temas meláncólicos y circenses. De esta época podemos destacar obras como:


La vida. 1903 (Etapa azul)

Cuadro representativo de la "etapa azul", en la que nos presenta personajes-tipo de la miseria humana: figuras esqueléticas, alcohólicos, mendigos, prostitutas.

Los colores azules y formas alargadas (influencia del Greco) contribuyen a la frialdad que transmite.

 

La familia de Saltimbanquis. 1905 (Etapa rosa)

Como transición a la "etapa rosa" ya con temas y expresiones más alegres, Picasso trabajó numerosas obras sobre el tema del circo y los saltimbanquis. Este cuadro todavía tiene la melancolía en las caras de los personajes, pero el trazo, los colores y la pincelada denotan otro espíritu más alegre y dinámico.

 

3. El Cubismo

El cubismo nace en 1907 de la mano de Picasso y Braque que inventan un nuevo lenguaje que intenta simplificar la realidad y reducirla a volúmenes geométricos y formas planas. Su antecesor directo en este estilo será Cézanne. 


Las señoritas de Avignon1907.

Óleo sobre lienzo

Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Este cuadro, que marcó el comienzo de su Periodo africano o Protocubismoes la referencia clave para hablar de cubismo, del cual el artista español es el máximo exponente.

Imprime un nuevo lenguaje donde elimina todo lo sublime de la tradición rompiendo con el Realismo, los cánones de profundidad espacial y el ideal existente hasta entonces.

La suavidad y delicadeza con que tradicionalmente se trataba el desnudo femenino se transforma bruscamente en planos y ángulos de una dureza no comprendida para los críticos de la época.

Desaparece la perspectiva y el fondo se convierte en una sucesión de planos de color. Este es el primer ejemplo de este nuevo estilo que seguirían muchos otros artistas.

Tema: También el tema produce polémicas, ya que en los dibujos previos aparecen personajes masculinos - un marinero y un estudiante - que desaparecen en el lienzo definitivo. Es posible que sea la evolución de un anterior cuadro de la "época rosa","El Harén", y el tema sea una visión de un prostíbulo. En "El Harén" aparecen hombres y en "Les Demoiselles Dávignon" decide poner sólo mujeres "en un escaparate", haciendo que el espectador participe activamente en el cuadro y no sea un mero contemplador.

A pesar de su aspecto descuidado, no es un cuadro improvisado, sino que para su realización hizo muchos bocetos y estudios. Es, además, un cuadro muy grande y trabajado.

El esquematismo de las máscaras africanas seguirá interesando a Picasso en obras inmediatamente posteriores a las señoritas de Avignon. Los volúmenes de las figuras humanas y de los objetos cada vez van adquiriendo un aspecto más geométrico y lineal.

En mayo de 1809 Picasso va a Barcelona a visitar a la familia y viejos amigos; Posteriormente se trasladaron a Horta de Ebro, once años después de su primera visita. Allí pintó seis grandes paisajes. 

Son los inicios del cubismo analítico, deudor de los conceptos de relieve, «perspectiva inversa» y modelado de Cézanne.


El cubismo sintético: Poco a poco los planos se hacen más grandes y aparecen referencias de la realidad, siempre geométricas: cuerdas de guitarra, letras... Los temas son alegres y lúdicos.

En 1913 Picasso hace otra aportación genial a la pintura: el collage. Comienza a incluir en sus cuadros trozos de realidad, periódicos, revistas, maderas, tela, etc. Este será el camino que sigan muchos artistas posteriores.

En el cubismo sintético las formas son más reconocibles, pero se ha llegado a una absoluta objetividad de la obra de arte.


4. Clasicismo

Después de la primera guerra mundial el mundo artístico regresa aun concepto más clásico y real de sus obras. Se produce una vuelta a la figuración en el que la figura humana toma nuevamente relevancia. Picasso no es ajeno a estas tendencias y este cuadro es prueba de ello.

Las figuras y el escenario con grandes bloques de piedra recuerdan el clasicismo griego, pero con la luz, el cielo y el mar del Mediterráneo. Además Picasso sigue realizando obras cubistas, su genio creador no le deja retroceder, sigue evolucionando e innovando.


5. Influencia surrealista y expresionista

Rompe con la tranquilidad de la éopca anterior para introducir retratos más violentos y personajes oníricos.

 

El Guernica. 1937

Óleo sobre lienzo.

Museo Reina Sofía, Madrid.

Probablemente la obra cumbre de Picasso, y es una referencia obligada del arte y la cultura occidental.

Se trata de un encargo del gobierno republicano que, durante la guerra civil española, solicitó a Picasso con el fin de presentarlo en la exposición de París y ganar adeptos para su causa.

El motivo del Guernica es el bombardeo que el 26 de abril de 1937 la aviación alemana hace, en un día de mercado, sobre la población de Guernica (Vizcaya), dejándola virtualmente en ruinas. Los periodistas internacionales relatan inmediatamente las escenas de un drama que conmocionó al mundo. Este es el primer bombardeo aéreo indiscriminado sobre la población civil de la historia.

La elaboración del Guernica se gesta en una serie de obras dibujadas y grabadas en las que se crean los tipos y los personajes que aparecerán en el cuadro. Todas ellasexpresan el horror humano, como lo hiciera Goya en Los desastres de la guerra.

Esta tarea le lleva cinco meses, pero algunos cuadros de la serie se pintan una vez terminado: Mujer llorando, Mujer gritando. Hizo muchas rectificaciones del proyecto original, hasta deshacerse de todo barroquismo y teatralidad, y dejarlo en lo esencial de la tragedia humana. El cuadro se expuso el 4 de junio en el pabellón de España de la Exposición Internacional de las Artes y la Industria de la Vida Moderna, en París, y causo una profunda impresión.

Picasso jamás explicó el Guernica, ni sus símbolos. Es un cuadro que habla por sí mismo. Pero es necesario hacer un esfuerzo de interpretación. El aspecto general pertenece al cubismo sintético en blanco y negro.

En el Guernica no hay un solo personaje varón que pueda considerarse de carne y hueso, lo que hay en el suelo es una estatua. Sin embargo, se multiplican por cuatro las mujeres, y hay un niño muerto. Está la madre desesperada por la muerte de su hijo, una mujer desgarrada, una incendiada y otra perpleja.

El caballo desbocado es la guerra, el símbolo de la guerra que lleva un obús en la boca. Las casas arden en el interior, lo que es una agresión a la intimidad.

Picasso renuncia al color para acentuar el dramatismo y sólo utiliza la gama de grises, el blanco y el negro, es lo que en arte se denomina grisalla. 

La esperanza surge de una flor que crece desde la espada rota que hay en el suelo.

Todavía queda mucho por interpretar del Guernica. La lámpara eléctrica incrementa el espanto de la destrucción, de una tecnología que puede servir para mejorar la vida humana o para destruirla. El toro es el símbolo de lo ibérico y la representación del propio pintor, que como un dios ajeno a la escena mira de frente.

Todo el cuadro es un desarrollo expresivo del horror.

El Guernica expresa el horror de la guerra por encima del drama de España.

Finalizada la Guerra Civil Española con la derrota del gobierno republicano el Guernica no volvió a España, ya en manos fascistas, sino que viajó al M.O.M.A. (museum of modern art) de Nueva York. Por deseo expreso Picasso, el cuadro no podría volver a España hasta que nuestro país fuese una democracia.


 

6. Etapa independiente

Picasso es reconocido en vida como un pintor excepcional, gozando de una fama que le permite crear libremente y sin estar pendiente de las modas y las tendencias.

A mediados de los años 50 Picasso comienza a realizar estudios de los clásicos y realiza "series" de grandes cuadros de la historia del arte: "Las Meninas” de Velázquez, "Desayuno en la hierba" de Manet o "El rapto de las Sabinas" de David.

En sus últimas obras sigue manifestando una creatividad desbordante que le permite una evolución constante.