El Impresionismo

Introducción

El impresionismo es un movimiento pictórico que surge en Francia a finales del siglo XIX, en contra de las fórmulas artísticas impuestas por la Academia Francesa de Bellas Artes, que fijaba los modelos a seguir y patrocinaba las exposiciones oficiales en el Salón Parisino.

 

El objetivo de los impresionistas era conseguir una representación del mundo espontánea y directa, en pinturas creadas directamente "in situ", no elaboradas en el taller tal y como se estilaba hasta entonces.

 

En parte por la necesidad de abreviar la ejecución, se recurre a una pincelada rápida y suelta, y a formatos manejables frente a los formatos monumentales típicos de la pintura académica.

 

Algunos de estos pintores que se revelan contra el arte académico organizan una exposición en Paris en 1874, entre ellos Monet que tituló a uno de sus cuadros “Impresión, soleil levant”. Esta palabra fue recogida burlescamente por la crítica que bautizó a los nuevos pintores como impresionistas.

Características

Temas:

Fundamentalmente el paisaje (la luz, el aire, el agua)

y en menor medida la figura humana y la actualidad.

 

Técnica:

Técnica rápida, de largas pinceladas cargadas de materia pictórica.

 

Uso de la luz y el color:

Evitan el claroscuro y sus contrastes violentos y eliminan el negro, grises, los pardos y tierras, el resultado es una paleta más luminosa (azules, verdes, naranjas, amarillos, rojos y violetas).

Precursores

Lejanos:

  • Pintores venecianos del Renacimiento: Giorgione y Tiziano con factura libre con reflejos luminosos.
  • El Greco con sus pinceladas fragmentadas formando manchas vibrantes.
  • El uso preferente otorgado a la luz y al color de Rubens.
  • La libertad de la factura de la obra de Velázquez
  • El tachismo coloreado de Goya

Inmediatos:

  • Los paisajistas ingleses: Constable y Turner preocupados por plasmar los efectos atmosféricos (la, luz, la niebla, el viento) sobre la naturaleza.
  • Corot se interesa por la búsqueda de paisajes sumergidos en brumas.
  • Courbet preocupado por la luz y su intensidad

Pintores impresionistas

La obra de Edouard Manet (1832-1883) es trascendental en la formación del impresionismo y se le considera abanderado e inspirador del movimiento.

A pesar de sus analogías con los impresionistas,nunca adoptó totalmente su estilo, ni se comprometió con el movimiento, ni participó en sus exposiciones.

Los impresionistas le admiraban por la importancia que daba a la luz y sus temas reales y cotidianos. Pero, a diferencia de ellos, no suprimió de su paleta el blanco, el negro y el gris, sus pinceladas no se fragmentan, la mayoría de sus cuadros están creados en su estudio y trabajó el paisaje pero con figuras.

En sus primeras obras se refleja la influencia española de Velázquez y Goya, Influencia que perduraría en obras posteriores: El Pífano y El Balcón

Sus obras expuestas en el Salón de los Rehusados fueron motivo de escándalo por sus desnudos realistas: El desayuno sobre la hierba (1863)y Olimpia (1865)

A partir de 1870 debido a la admiración que sentían por él los pintores impresionistas se acercó cada vez más a este movimiento: Orillas del Sena en Argenteuil y El bar del Folies-Bergère.

Claude Monet (1840-1926) es quien verdaderamente define el Impresionismo. Fue miembro fundador del movimiento y se mantuvo fiel a este estilo en toda su trayectoria artística.

Monet defendió el método de la pintura al aire libre, el enfoque en el paisaje como tema principal y la representación pictórica de las propiedades de la luz

Un momento clásico en la pintura de Monet es su estancia en Argentueil en 1874.

Característica en su producción serán las series sobre un mismo tema pintado a distintas horas del día y en distintas estaciones del año a fin de estudiar los diferentes efectos que produce las luz sobre los objetos.

Obras significativas: Impresión soleil levant (obra que da nombre al grupo), La estación de San Lázaro, Regatas en Argentueil, Serie sobre la Catedral de Ruan, Serie sobre los nenúfares,…

Edgar Degas (1834-1917) fue una de las figuras más destacadas del impresionismo francés. Aunque comenzó su carrera dentro del arte clásico y fue seguidor de Ingres.

Centró su obra en el estudio de la figura humana y el movimiento, siendo célebres sus cuadros sobre bailarinas y también sobre el mundo de las carreras de caballos.

Participa en las exposiciones de los impresionistas entre 1876 y 1881.

La principal diferencia entre Degas y los impresionistas fue su rechazo a adoptar la técnica de pintar al aire libre.

Su obra más famosa es la Clase de danza del Museo de Orsay.

 

Auguste Renoir (1841-1919) Es uno de los más célebres artistas del movimiento impresionista.

Sus primeras obras celebran la alegría y la belleza de la vida cotidiana, evolucionará luego hacia temas más tradicionales como el retrato y las composiciones con figuras, dando cada vez más importancia al dibujo lo que le aleja de los impresionistas.

 

Su obra más famosa es Baile en el Moulin de la Gallete (Museo de Orsay).

Tras duras discusiones en 1882 el grupo de los impresionistas recobró una inesperada unidad; organizaron la séptima exposición y sólo Degas sin abandonar la sociedad prefirió no exponer.

 

En 1886 tuvo lugar la última exposición colectiva. La gran novedad artística de esta octava exposición fueron los divisionistas o puntillistas. El cuadro Un domingo de verano en la Grande Jatte de Seurat causó sensación. El método pictórico de los puntillistas se inspiraba en las investigaciones más recientes sobre percepción óptica y se caracterizaba por la aplicación del color puro en puntos pequeños.

Pisarro insistió en incluir a dos jóvenes artistas puntillistas: Seurat y Signac que no complacían a los demás. Su presencia y la de Gauguin, que ya había participado en más exposiciones, llevó a Manet a retirarse, seguido de Sisley y Renoir.