La Arquitectura griega

Introducción

La cultura griega se desarrollo en torno al Mar Egeo desde el siglo VII a. C. hasta la dominación romana en el siglo II a. C.

Sus habitantes se organizaban en Polis (ciudades) que actuaban de forma independiente, pero que se unían cuando se sentían amenazadas por una fuerza exterior.

Se les considera los padres de la cultura occidental. Inventaron y desarrollaron conceptos como la Filosofía, la Democracia, el Teatro, los Juegos Olímpicos,…

Al igual que la egipcia, la griega es una cultura politeísta que propició que por todo el territorio helénico se levantaran templos dedicados a Atenea, Apolo, Poseidón y a los demás dioses del Olimpo, presididos por el gran Zeus.

Grecia resplandeció durante mucho tiempo sobre el Mediterráneo. Por el comercio, más que por las armas, los griegos cambiaron de forma radical la imagen que el hombre tenía de sí mismo y del lugar que ocupaba en el mundo. Instituyeron la razón como base de la cultura e inventaron la democracia.

Hicieron del arte una actividad humana que no lo debía todo a los dioses. Instauraron las figuras del artista y del filósofo: hombres con talento, lúcidos, inspirados y reflexivos, que trabajaban en la construcción de la felicidad de los ciudadanos y la grandeza de las ciudades.

La Grecia antigua alcanzó su plenitud en el siglo V a. C., durante el gobierno de Pericles. Era una Grecia que cultivaba un ideal artístico humanista, cuya esencia era la representación de la figura humana idealizada regida por las leyes indiscutibles de la armonía.

Y al hacer esto constituyó un modelo que no ha cesado de obsesionar a Europa hasta nuestros días y al que la cultura europea se ha referido muchas veces, buscando los fundamentos de su identidad después de que otros impulsos la empujaran a aventuras más fantásticas. 

Características

Grecia es el origen del Arte Clásico, caracterizado por:

  • Edificios construidos a escala humana.
  • Especial interés por la proproción y la armonía entre todos los elementos que forman parte del edificio.
  • Arquitectura arquitrabada o adintelada en la que dominan las lineas rectas, tanto horizontales como verticales.
  • Cuidado acabado buscando, sobre todo, la belleza formal (deformaciones, éntasis,...)
  • Material de construcción: sillares de piedra de distintas calidades y mármol.
  • La mayor aportación griega en el terreno arquitectónico es la creación de los tres órdenes clásicos: dórico, jónico y corintio.

Los órdenes clásicos

El interés de los griegos por la geometría, la proporción y la búsqueda de armonía entre las distintas partes de un edificio tiene como consecuencia la creación de tres estilos u órdenes que conforman su arquitectura: el dórico, el jónico y el corintio.

 

El orden dórico es el más sobrio de los tres. Se caracteriza por sus columnas sin base, con fuste acanalado rematadas por un capitel simple compuesto de dos partes: ábaco (bloque rectangular) y equino (elemento circular), sobre las columnas reposa el entablamento formado por dos volúmenes horizontales: el arquitrabe, que en este orden es liso, y el friso dividido en triglifos y metopas. La cubierta es triangular y se denomina frontón, el interior del frontón se llama tímpano y se decora con relieves.

 

El orden jónico tiene las columnas más delgadas y finamente talladas que reposan sobra una base y sostienen un capitel con volutas. En este orden el arquitrabe se divide en tres bandas horizontales denominadas platabandas y el friso corrido puede ser liso o estar decorado con relieves, también aparece rematado por el frontón con el tímpano.

 

El orden corintio es, en realidad una variación del anterior, con capiteles decorados con hojas de acanto.

 

El templo griego

La principal construcción de la arquitectura griega será el Templo. Está concebido como la morada impenetrable del dios. En su interior se encuentra la imagen de la divinidad.

Los ritos tienen lugar fuera. Al templo sólo acceden los sacerdotes que depositan las ofrendas que recibe la divinidad en la cámara del tesoro, situada en la parte trasera del templo.

La fachada principal se orientaba hacia el este para que el primer rayo de sol entrase en el templo e incidiese sobre la figura de la divinidad.

Los primeros templos se construyeron en madera, ladrillo o adobe, generalizándose después el uso del mármol. Aunque la policromía de se ha perdido, las fachadas, sus elementos decorativos y esculturas se pintaban con colores intensos.

 

Estructura del Templo:

  • Pronaos: vestíbulo o pórtico de entrada
  • Cella o Naos: Sala principal donde se encontraba la estatua de la divinidad
  • Opistodomos:Estancia trasera. Hace las veces de pórtico o depósito del tesoro.

Clasificación de los templos atendiendo a su planta

  • In Antis: Se compone de una cella alargada con cubierta a dos aguas y un pórtico (pronaos) con dos columnas entre las prolongaciones de los muros laterales de la cella (antas).
  • Próstilo: Sólo presenta columnas en la fachada principal.Los muros laterales no se prolongan.
  • Anfipróstilo: Sólo presenta columnas en la fachada principal.Los muros laterales no se prolongan.
  • Períptero: Cuando las columnas rodean el templo.
  • Díptero: Cuando la columnata rodea a todo el templo en doble fila.
  • Tholos: Son templos que tienen planta circular.

Clasificación de los templos según el número de columnas de su fachada

  • Dístilo (2)
  • Tetrástilo (4)
  • Hexástilo (6)
  • Octástilo (8)

El teatro

Para los griegos, las celebraciones teatrales no eran un mero entretenimiento sino una manifestación de sus creencias religiosas.

Su estructura básica se dividía en tres partes:

  • Skene: estrado en el que se desarrolla la acción teatral
  • Orquesta: zona circular donde actuaba el coro
  • Koilón (cávea): semicircular y construido sobre las laderas de las colinas en él se situaban los asientos de los espectadores.

Uno de los mejores ejemplos conservados de teatro griego es el de Epidauro, que aún maravilla por su acústica. Tenía capacidad para más de 10.000 espectadores en una cávea, cuya peculiaridad está en que supera el semicírculo. 

Principales templos griegos

Época Arcaica: El orden más utilizado es el dórico. Son templos de aspecto robusto, sobrio y columnas gruesas con grandes ábacos y equinos. Templos de Hera y Poseidón en Paestum del siglo VI a. C.

 De la segunda mitad del siglo VI a la primera mitad del siglo V se extiende una etapa de transición cuyos ejemplos más representativos son: El tesoro de los atenienses en Delfos y Templo de Hera en Olimpia.

 

Época Clásica: Abarca de la segunda mitad del s. V a la primera mitad del s. IV. Etapa de gran esplendor en Atenas gracias a Pericles. Los principales templos se construirán en La Acrópolis de Atenas: El Partenón, El templo de Atenea Niké y El Erecteion.

 

El Partenón

Construido entre los años 447 y 432 a. C.

Es el monumento más importante de la civilización griega antigua y se le considera una de las más bellas obras arquitectónicas de la humanidad.

Es un templo de estilo dórico octástilo y períptero construido en mármol pentélico.

En su construcción se cuidaron todos los detalles para que fuera canon de armonía y proporción.

Fue mandado construir por Pericles para sustituir al templo que se encontraba en el mismo emplazamiento y que fue destruido por los persas.

Los arquitectos fueron Ictino y Calícrates, que trabajaron bajo la supervisión de Fidias, responsable también de la decoración escultórica del templo.

Época Helenística: Entre la segunda mitad del siglo IV y el siglo I a.C. Se produce un gran florecimiento en Asia Menor. Exuberancia por influencia oriental. Preferencia por el capitel corintio. Aparecen nuevos edificios de apariencia colosal que serán desarrollados más tarde por los romanos. Perdida del clasicismo en aras de un gusto más barroco. El Altar de Zeus en Pérgamo.